martes, 11 de marzo de 2008

EN EL SILENCIO

“La oracion es estar muchas veces a solas con quien sabemos nos ama" Santa Teresa de Jesús (Libro de la Vida 8, 5);

El encuentro con Dios se da en el silencio del alma. Así lo dice santa Teresa de Jesús: “Pues hagamos cuenta que dentro de nosotros hay un palacio de grandísima riqueza, todo su edificio de oro y piedras preciosas –en fin, como para tal Señor-, y que sois parte de que este edificio sea tal, como lo es en verdad (que es así, pues no hay edificio y de tanta hermosura como un alma limpia y llena de virtudes, y mientras mayores, más resplandecen las piedras), y que en este palacio está este gran Rey y que ha tenido por bien ser vuestro Padre y que está en un trono de grandísimo precio, que es vuestro corazón” (Camino de perfección, 28, 9).

Y san Juan de la Cruz nos susurra al oído: “El alma que le quiere encontrar ha de salir de todas las cosas con la afición y la voluntad, y entrar dentro de sí mismo con sumo recogimiento. Las cosas han de ser para ella como si no existiesen...Dios, pues, está escondido en el alma y ahí le ha de buscar con amor el buen contemplativo, diciendo: ¿A dónde te escondiste?” (Cántico espiritual, 1, 6).

Escucha la voz del Espíritu y vete a donde él te guíe. Lleva sus inspiraciones a tu vida de cada día.

Recuerda que las mejores palabras no son las que aprendemos fuera, sino las que brotan de dentro. El silencio es siempre encuentro, nacimiento, palabra.

“Después de un periodo de silencio, nos enfrentamos al otro de una manera completamente nueva” (D. Bonhöeffer).

Aprovecha las pausas de la jornada para aprender a vivir en el silencio. “No se trata de aprender a matar el tiempo. Hay que aprender a estar solo cada vez que la vida nos reserva una pausa. Y la vida está llena de pausas, que podemos descubrir o malgastar. En el día más pesado y más frío, qué maravilla para nosotros prever todos esos cara a cara desgranados. ¡Qué alegría saber que podemos levantar los ojos sólo hacia vuestros ojos mientras el caldo cuece, mientras suena el teléfono, mientras en una parada esperamos el autobús que no llega, mientras subimos la escalera, mientras vamos a buscar al extremo de la huerta algo para echar en la ensalada” (Madeleine Delbrel).

Acoge el consejo de un hermano: “Os voy a revelar un secreto de santidad y de felicidad; todos los días, durante algunos momentos, acallad la imaginación, cerrad los ojos a las cosas sensibles y los oídos al ruido para entrar en vosotros mismos; quita las sandalias de tus pies, y ahí, en el santuario del alma, que es el templo del Espíritu, hablar a este Espíritu” (Cardenal Mercier).
Del silencio brotan los gestos más bellos de solidaridad que siguen anunciando el reinado del amor

“También cuando el cristiano se hace cargo de las necesidades del prójimo, como en el caso del buen samaritano, nunca se trata de una ayuda meramente material. Es también anuncio del Reino, que comunica el pleno sentido de la vida, de la esperanza, del amor” (Juan Pablo II).

4 comentarios:

M. Jose dijo...

Bendiciones, por estas entradas. Soys camino de luz y fuente de vida en esta Cuaresma.
Un saludo
Jose

jose daniel: el amor viene de Dios dijo...

hola hermanas como esta, como estamos viviendo la cuaresma con amor, el silencio es inportante xq nos encontramos con dios y con nosotros mismo. cuidate y dtb saludos

luispdzp dijo...

Hola hermanas gracias por visitar mi casa, y también por este post, porque nos hace recordar que el silencio es importante en la vida del cristiano, en especial en tiempo de cuaresma.

Dios la cuide.

Anónimo dijo...

HOLA,ACABO DE DESCUBRIR UN PODCAST
SUPER BUENASO Y EXTUPENDE..
SI QUIEREN ESCUCHARLO ENTREN A:
http://www.paxtv.org/podcast/index.htm Y BUENO ESPERO Q LES GUSTE
BYE .. FELIZ PASCUA...
{{{{{ ALELUYAAAAAAAAA