martes, 29 de enero de 2008

TÚ PUEDES HACER LA DIFERENCIA

Una sola canción puede iluminar un momento.
Una sola flor puede despertar un sueño.
Un solo árbol puede comenzar un bosque,
Un solo pájaro puede anunciar la primavera.
Un sola sonrisa comienza una amistad,
Un apretón de manos anima un espíritu.
Una sola estrella puede guiar un barco a puerto.

Una sola palabra puede señalar la meta.
Un solo voto puede cambiar una nación
Un solo rayo de sol puede iluminar una habitación.
Una sola vela puede disipar la oscuridad,
Una sola sonrisa puede dominar la tristeza.
Un solo paso puede iniciar cada jornada,
Una sola palabra puede iniciar cada oración.
Una sola esperanza moverá nuestros espíritus
Un solo apretón puede mostrar su afecto.
Una sola voz puede hablar con sabiduría,
Un solo corazón puede saber lo que es verdad.
Una sola vida puede hacer la diferencia...
Ya lo ves....;Tú puedes hacer la diferencia !


¿Qué nos enseña Santa Teresita?

Nos enseña un camino para llegar a Dios: la sencillez de alma. Hacer por amor a Dios nuestras labores de todos los días. Tener detalles de amor con los que nos rodean. Esta es la “grandeza” de Santa Teresita. Decía: “Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra.”El secreto es reconocer nuestra pequeñez ante Dios, nuestro Padre. Tener una actitud de niño al amar a Dios, es decir, amarlo con simplicidad, con confianza absoluta, con humildad sirviendo a los demás. Esto es a lo que ella llama su “caminito”. Es el camino de la infancia espiritual, un camino de confianza y entrega absoluta a Dios.
Nos enseña a servir a los demás con amor y perfección viendo en ellos a Jesús. Toda su vida fue de servicio a los demás. Ser mejores cada día con los demás en los detalles de todos los días.
Nos enseña a tener paciencia ante las dificultades de la vida. Su enfermedad requirió de mucha paciencia y aceptación. Sólo estando cerca de Dios el sufrimiento se hace dulce.
Nos enseña a tener sentido del humor ante lo inevitable. Dicen que durante la meditación en el convento, una de las hermanas agitaba su rosario y esto irritaba a Santa Teresita. Decidió entonces en lugar de tratar de no oir nada, escuchar este ruido como si fuera una música preciosa. En nuestras vidas hay situaciones o acciones de los demás que nos molestan y que no podemos evitar. Debemos aprender a reirnos de éstas, a disfrutarlas por que nos dan la oportunidad de ofrecer algo a Dios.
Nos enseña que podemos vivir nuestro cielo en la tierra haciendo el bien a los que nos rodean. Actuar con bondad siempre, buscando lo mejor para los demás. Esta es una manera de alcanzar el cielo.
Nos enseña a ser sencillos como niños para llegar a Dios. Orar con confianza, con simplicidad. Sentirnos pequeños ante Dios nuestro Padre.

2 comentarios:

Oscár dijo...

No s eimaginan cuanto me está ayudando sus escritos, nunca observé a Santa Teresa desde esa mirada a la humanidad sino solo desde el misticismo , por algo ella es patrona de las misiones ¿es así?

Alter ego (el otro yo) dijo...

Y ante el sufrimiento, el dolor, el mal, la enfermedad, Teresa nos enseña, con su pedagogía del vuelo del pajarillo, a no preguntar a Dios por qué, sino para qué. Teresa de Jesus nos recuerda que «es la confianza y nada más que la confianza lo que debe llevarnos al amor».
La verdad bien dicha"la necesitamos esa confianza que nos lleva al amor"
Mis saludos cordiales Hermanas.