martes, 8 de abril de 2008

Intercesión otro nombre para el amor

La intercesión, algo muy sencillo

Dios es infinitamente simple. Cooperar en las grandes obras de Dios es algo muy sencillo, si lo hacemos desde el Espíritu de Dios, y no desde nuestra sabiduría y habilidad humanas. La intercesión por la Iglesia y el mundo nos introduce en el corazón mismo de la actividad redentora de Cristo Jesús, y de la actividad transformadora del Espíritu Santo. Cuanto más nos identificamos con Cristo y su Espíritu, tanto más se simplifica nuestra actividad.Para vivir la intercesión intensamente, no es necesario complicarse la vida.

Una bella ilustración de esta realidad la encontramos en santa Teresita, que escribe: “Las almas sencillas no necesitan usar medios complicados. Como yo soy una de ellas, Jesús me inspiró un modo sencillo de cumplir mi misión (de intercesora). Me hizo comprender el sentido de estas palabras de los cantares: Atráeme, correremos tras el olor de tus perfumes. ¡Oh Jesús! cuando un alma se ha dejado cautivar por el olor embriagador de vuestros perfumes, no podría correr sola; todas las almas que le son queridas se sienten llevadas tras ella... El alma que se abisma en el océano sin riberas de vuestro amor, lleva tras de sí todos los tesoros que posee. Señor, sabéis que mis únicos tesoros son las almas que os habéis dignado unir a la mía... He aquí mi oración. Pido a Jesús que me atraiga a las llamas de su amor, que me una tan estrechamente a sí, que sea él quien viva y obre en mí. Cuanto más me abrase el corazón el fuego de amor, con tanta mayor fuerza diré: Atráeme. Cuanto más se acerquen las almas a mí, con tanta mayor ligereza correrán estas almas tras el olor de los perfumes del Amado” (C 34r).
Dios es Amor, y nuestra cooperación en las grandes obras de Dios depende de la pureza y fuerza de nuestro amor.
Escuchemos al gran Doctor de la Iglesia, san Juan de la Cruz, hablando del alma místicamente unida a Dios en amor: “Cuando un alma llega este estado de amor no la conviene ocuparse en obras exteriores, que la pudiesen impedir un punto de aquella asistencia de amor en Dios, aunque sean de gran servicio de Dios, porque es más precioso delante de Dios un poquito de este puro amor y más provecho hace a la Iglesia, aunque parece que no hace nada, que todas esas otras obras juntas. Adviertan aquí los que son muy activos, que piensan ceñir el mundo con sus predicaciones y obras exteriores, que mucho más provecho harían a la iglesia y mucho más agradarían a Dios, si gastasen siquiera la mitad de ese tiempo en estarse con Dios en oración, aunque no hubiesen llegado a tan alta como esta. Entonces harían más y con menos trabajo con una obra que con mil, mereciéndolo su oración, y habiendo cobrado fuerzas espirituales en ella; porque de otra manera, todo es martillar y hacer poco más que nada, y a veces nada, y aun a veces daño.... Está cierto que las buenas obras no se pueden hacer sino en virtud de Dios” (Can 29,2s).

7 comentarios:

lojeda dijo...

Estoy convencida que cuando se ora intercediendo por los demás, olvidándonos de nosotros en las peticiones, Dios nos concede el ciento por uno. Soy una enamorada de la oración de intercesión, porque he visto sus frutos.
Un abrazo y felicidades por el blog.

Profeballa dijo...

Estimadísimas: gracias por colocarme entre sus links. Les cuento que estoy encantado con su blog, y que he creado un grupo en facebook para comentar la lectura que ahora hago: "Historia de un alma", a ver si se unen otras personas. Saludos

El grupo se llama "Historia de un alma" en tertulia literaria.

Rodrigo dijo...

"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén" (Mateo 28:19-20)."

“No hay justo,si siquiera uno,pero tenemos ante el padre a un intercesor, a Jesucristo el justo (Romanos 3:10, 1 Juan 2:1)"

Rodrigo dijo...

Que hermoso, que paz regala visitar vuestro espacio. Dios y mis madres del cielo les bendigan y fortalezcan.
Un gran abrazo en oración.

Sailorpelusona dijo...

Hagame el honor de venir a buscar su Premio Calidez, a mi blog, la esperaremos con galletas de soda y Coca Cola Light.

MeRy dijo...

me gusto tu blog

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

Gracias LOJEDA por tu visita, a mi me han pasado cosas especialmente en estas ultimas semanas intercediendo que me han conmovido mucho. Es cierto lo que decis del ciento por uno.
Queria comentarte que he pasado muchas veces por tu blog y me ha gustado mucho y lo puse en mis enlaces. Espero que este bien.

Hola PROFEBALLA. Te agregue en mis enlaces porque me gusto el blog, y creo que cuando nos ponemos en los enlaces ayudamos a otros con las riquezas de cada blog, que son distintas según los talentos y carismas de cada uno. Voy a incursionar en el facebook, para dejar mis rositas, ja ja.

RODRIGO, me alegro muchisimo que el blog te de Paz ya que la necesitamos y mucho en este tiempo. Necesitamos pequeños oasis a donde recargar las pilas como decimos en la Argentina (Las pilas son las baterias) Pensaba si cuando intercedemos nosotros pobres criaturas el Padre nos escucha, cuanto mas a Jesus, por eso debemos pedirle con fe en su poder ante el Padre.

SAILORPELUSONA, Muchisimas gracias por el premio, fue una sorpresa grande ya que no me lo esperaba, bueno son esos regalitos de Dios que nos va dando a traves de los hermanos. Lo de la coca Light y galletitas estuvo genial ya que soy cocacolera Light No. 1- creo que si hubiera un premio a la que mas la toma me lo gano yo ja ja ja.-

MERYgracias por tu visita, no conocia tu blog, hoy pase un ratito, te seguire visitando

Un abrazo a todos, y quedamos unidos por la oracion. Y por LA AMISTAD BLOGUERA