jueves, 2 de abril de 2009

Con María... el domingo de ramos

“ ¿No se llama María su madre?” Mt 13,55

¿No es Jesús el hijo de aquella que embarazada y a lomo de burro, cuando el emperador dictó una ley que ordenaba hacer un censo en todo el imperio, sube con José a la ciudad de David, llamada Belén, para hacerse inscribir? (Lc 2,1-5), ¿No es el hijo de aquella que lo da a luz en una pesebrera? (Lc 2,7), ¿No es el hijo de aquella que con José y el niño huye, desplazada, a lomo de burro, porque Herodes busca al niño para matarlo? (Mt 2,13). Por eso Jesús, llegada su hora, dice a dos de sus discípulos: “Vayan al pueblo que está enfrente, Al entrar encontrarán amarrado un burrito que nadie ha montado hasta ahora. Desátenlo y tráiganlo (Lc 19,32-35).


Jesús es el hijo de María: es el hijo de una mujer humilde y por eso se desplaza como los humildes. De ella aprendió a ser pobre: no era ciudadano romano, no tenía ningún título distinto a los de “hijo de María”, “hijo del carpintero”, “carpintero”. Para su presentación en el Templo sus padres hicieron la ofrenda de los pobres (Lc 2,24). Jesús fue un obrero, un laico venido desde Galilea donde la inestabilidad social era grande. Había vivido 30 años en Nazaret (Lc 3,23). Había nacido en un pesebre y así, desde el seno materno había sufrido las consecuencias del sistema opresor de los romanos. Por eso Jesús entra triunfante a Jerusalén pero como pobre, montado en la cabalgadura que le correspondía como pobre, aclamado por los pobres que le seguían, y su triunfo se hace comienzo de su pasión, porque en la sociedad de los satisfechos no hay lugar para que el pobre triunfe. “Vino a su propia casa y los suyos no lo recibieron” (Jn 1,11).

Estamos frente a la pedagogía de Dios: es a partir de lo que socialmente carece de importancia, de lo despreciado por las instancias de poder, que Dios muestra su salvación, porque la salvación que nos ofrece viene únicamente de El y no de los recursos de los grandes. María fue pobre y socialmente sin importancia. Jesús, el hijo de María, fue, como ella, también pobre y socialmente sin importancia. Dios hace presente su salvación desde la dignidad y la sencillez de los humildes, desde los que luchan para vivir con el pan fatigosamente ganado cada día. Dios plantó en María la semilla de la liberación de todos sus hijos y por eso la exaltó como llena de gracia y “dichosa” ante todos los pueblos.

Hoy celebramos gozosos la entrada de Jesús a Jerusalén. Como los pobres y los humildes de entonces, reconocemos en la persona de Jesús, el hijo de María, el proyecto de una humanidad nueva que se gesta a partir de la humildad y la pobreza. Acompañando a Jesús, como y con María, proclamamos en medio de los conflictos que vivimos, la fe en el poder de Dios, proclamamos alegres su grandeza y, al mismo tiempo, testimoniamos la esperanza invencible de los pobres.
Santa Teresa

“Ha más de treinta años que yo comulga¬ba este día de domingo de Ramos, si podía, y procuraba aparejar mi alma para hos¬pedar al Señor; porque me parecía mucha la crueldad que hicieron los judíos, después de tan gran recibimiento, dejarle ir a comer tan lejos, y hacía yo cuenta de que se quedase con¬migo, y harto en mala posada, según ahora veo; y así hacía unas consideraciones bobas y debíalas admitir el Señor”

San Juan de la Cruz:

“Así como por medio del árbol vedado en el paraíso fue perdida y estragada en la naturaleza humana por Adán, así en el árbol de la cruz fue redimida y reparada por él, dándole allí la mano de su favor y misericordia por medio de su muerte y pasión, alzando las treguas que por el pecado original había entre el hombre y Dios” (CB 23,2).

Cueca de los Ramos

Corten ramas, tiendan mantas,
Batan palmas de alegría,
viene llegando el Señor
a cumplir las profecías.
Hosanna, Hosanna.

Hombres de Jerusalén,
que nadie se quede en casa,
en homenaje al Señor,
orgullo de nuestra raza.
Volvió a Lázaro a la vida,
hoy lo grito y no lo niego,
los panes multiplicó,
volvió la luz a los ciegos.

Chicos de Jerusalén
entonen “vivas y hosannas”,
las voces de los changuitos
resuenan como campanas.
Por qué será que el Señor
se ha detenido en el mundo,
está llorando en silencio,
tal vez piense en su futuro.

Que se callen insensatos,
claman rostros bien huraños,
doctores que ven airados
escaparse su rebaño.
No se preocupen muchachos,
es día de fiesta y canto;
si ustedes cierran la boca,
las piedras gritarán alto.

3 comentarios:

corazoncatolico dijo...

Hola Tere,

te invito a pasarte por mi blog: http://www.corazoncatolico.blogspot.com/

Dios te bendiga.

Mundy dijo...

SI LO QUE SIGUE CREES QUE LESIONA LOS OBJETIVOS DE TU BLOG NO LO PUBLIQUES, PERO NO TE ENFADES POR NUESTRA NECESIDAD DE DIFUNDIRLO.
El 1º Domingo de Mayo celebraremos el Día internacional de los Separados - Divorciados en Nueva Unión, y aunque quizás no sea un hecho trascendente ni vaya a cambiar el curso de la historia, queremos compartirlo e invitar a que se sumen.
Quienes vivimos disfrutando de la nueva oportunidad que nos dio la vida, a pesar de no tener acceso a la eucaristía nos sentimos indisolublemente ligados a la Iglesia en virtud de nuestro bautismo y cargamos nuestra cruz en la convicción de la eterna misericordia.
Todas las opiniones son respetables, pero nosotros asumimos las limitaciones que la Iglesia nos impone y seguimos adelante con nuestra fe, viviendo la alegría que nos da la resurrección, con esperanza que quizás algún día, nuestra situación pueda ser considerada de un modo algo diferente.
Mundy
labarca@ymail.com
www.labarcaglobal.blogspot.com

Mundy dijo...

Gracias por ayudarnos a difundir nuestra problemática, te invitamos a que visites nuestro blog, ya que hemos publicado un post de agradecimiento (como corresponde) el cual en este momento lo estamos actualizando, en una hora estará listo.
El titulo es POR AYUDARNOS A DIFUNDIR LO NUESTRO ¡¡¡ GRACIAS !!! (06/04/09)
Cualquier material que quieran enviarnos tienen, obviamente, las puertas más que abiertas.
Saludos.
Mundy
www.labarcaglogbal.blogspot.com (blog internacional hecho por y para divorciados en nueva unión)