jueves, 28 de febrero de 2008

Oramos con el CAMINO 2ª Refelxion

Juntos andemos, Señor, por donde vayas tengo que ir, por donde pases tengo que pasar. Sta Teresa (C.26,6)

Ora con Santa Teresa

Con Santa Teresa andamos este camino. Para ella el camino es ORACIÓN y la oración es el camino. El camino es para llegar a la perfección.

"El que te ama de verdad, Bien mío, seguro va por ancho camino y real; lejos está el despeñadero; no ha tropezado tanto, cuando le das vos, Señor, la mano. No basta una caída ni muchas, si te tiene amor. No puedo entender qué es lo que temen para ponerse en el camino de la perfección. Que el Señor, por quién es, nos dé a entender cuán mala es la seguridad en tan manifiestos peligros, y cómo está la verdadera seguridad en procurar ir muy adelante en el camino de Dios. Los ojos en Él y que no haya miedo de que se ponga este Sol de Justicia, ni que nos deje caminar de noche para que nos perdamos, si primero no le dejamos nosotros a Él." (V.35,14)

Frases de Santa Teresa de Jesús con las que también podemos orar:

Gran fundamento es el comenzar con determinación el llevar un camino de cruz desde el principio, pues el mismo Señor mostró este camino de perfección, diciendo: "Toma tu cruz y sígueme". (V.15,13)

...como no había perdido el camino, aunque, poco a poco, cayendo y levantando, iba por él. Y el que no deja de andar e ir adelante , aunque tarde, llega. No me parece otra cosa perder el camino sino dejar la oración. (V.19,12)

¡Oh, Señor!, que todo el daño nos viene de no tener puestos los ojos en Vos, que si no mirásemos otra cosa sino al camino, rapido llegaríamos; mas damos mil caídas y tropiezos y erramos el camino por no poner los ojos -como digo- en el verdadero camino. (C.16,11)

No os quedéis en el camino, sino pelead como fuertes hasta morir en la demanda. (C.20,2)

No os espantéis, de las muchas cosas que es necesario mirar para comenzar este viaje divino, que es camino real para el Cielo. Gánase por él gran tesoro. Los que quieren ir por él, y no parar hasta el fin, que es llegar a beber de esta agua de vida, importa mucho, y el todo, una grande y muy determinada determinación de no parar hasta llegar a ella, venga lo que viniere, suceda lo que sucediere, trabájese lo que se trabajare, murmure quien murmurare.(C.21,1-2)

¡Oh Señor, cuán diferentes son vuestros caminos de nuestras torpes imaginaciones!. (F.5,6)

Alaba a tu Señor


Mi alma te alaba HOY, Señor,
mi espíritu se goza en tu presencia.
Tus caminos son caminos de amistad,
de amor y de unidad
y estás en todos los que te aman.

A ti elevo mi ser, mis ganas de vivir, mi despertar.
En tus manos pongo mis ilusiones,
en tus caminos quiero dirigir mis pasos.

Quiero vivir, Señor: hacer de la verdad
el camino para mis pasos
Quiero vivir, Señor: hacer de la justicia
un camino hacia el hermano necesitado.
Quiero vivir, Señor: hacer del servicio
la constante de mi vida.
Quiero vivir, Señor: hacer de la humildad
la base de lo que soy.

Señor de la vida: sólo en ti quiero vivir.
Vivir la paz de tu Reino: camino hacia la plenitud.
Vivir la verdad de tu Reino: camino hacia la luz.
Vivir la libertad de tu Reino: camino hacia tu gloria.
Vivir la pureza de tu Reino: camino hacia tu perfección.
Vivir la justicia de tu Reino: camino hacia tu santidad.
Vivir la esperanza de tu Reino: camino hacia tu Realidad.

Mis pasos te alabarán porque camino en tu verdad.


Oración

Salió Abraham a caminar por el desierto y no había más que arena. Caminó muchos días y muchas noches. Aprendió a mirar lejos, muy lejos. Sus ojos eran profundos como la Tierra Prometida que estaba al fondo del desierto después del último montículo de arena. Se hizo su mirar largo como el horizonte.
Sabía pisar la tierra con la mirada colgada del infinito. Plantaba cada noche la tienda del futuro sobre la arena fugitiva del presente. Y gritaba cada mañana: ¡Tierra!, ¡Tierra!,como el navegante del océano perdido. Y anunciaba día a día lo nuevo, y maldecía lo viejo. Caminó Abraham hasta su muerte sin saber a dónde iba en busca de la Tierra Prometida.Y llevaba consigo a cuestas la Tierra Prometida...
Loidi, P.

fuente: cipecar

3 comentarios:

Alter ego (el otro yo) dijo...

He visitado la web:
O SOY LA MADRE DE LA EUCARISTÍA.
CONOZCAN LA PALABRA DE JESÚS,
AMEN JESÚS LA EUCARISTÍA.

Muchas gracias Hermanas,esta noche cuento con Uds. en mis oraciones.

M. Jose dijo...

Cuanto necesitaba hoy volver a leer estas palabras de Santa Teresa. Sobre todo esto:
"No os quedéis en el camino, sino pelead como fuertes hasta morir en la demanda". A veces la pelea tiene que ser con uno mismo.
Gracias
Y mil Bendiciones

Laura de Nava dijo...

Hermanas queridas, qué hermosos post han colocado, tenía algunos días sin pasar pero ha valido la pena. Como siempre unid@s en oración.

Quiero hacer eco de esta parte de la oración:
Quiero vivir, Señor: hacer de la verdad
el camino para mis pasos
Quiero vivir, Señor: hacer de la justicia
un camino hacia el hermano necesitado.
Quiero vivir, Señor: hacer del servicio
la constante de mi vida.
Quiero vivir, Señor: hacer de la humildad
la base de lo que soy. -amen